viernes, 26 de septiembre de 2008

Defendamos el derecho a la igualdad

A finales de 2006 fue aprobada la Ley para Personas con Discapacidad, hecho que en particular me parece de suma importancia para todas las personas que viven con alguna “limitación”. Ahora bien, el fondo del asusto no es contar con un grupo de leyes que respalden a ciertas personas en todo momento, la cuestión está en hacer que estas normas se cumplan a cabalidad por el bien de todos.

Debo ser crítico de la situación en mi país, son contados con los dedos de una mano los transportes públicos que cuentan con unidades adaptadas, son pocas las aceras que cuentan con una rampa, ha tocado esperar horas a que un taxista se pare a llevarme a algún lugar, pocos los eventos con lugares especiales de acceso y evacuación rápida ¡definitivamente esto debe cambiar!

Reportaje realizado en Argentina (nada tolerable)

Aplaudo a quienes han tenido iniciativa de querer apoyar la buena causa, entre ellos puedo citar al METRO de Caracas -ya que he utilizado su servicio- brindan una buena atención, lugares preferenciales (aunque en acceso les falta) tienen al menos una visión integradora, que sirva de ejemplo y sea una reacción en cadena que culmine en ciudades sin barreras.

En el caso de las leyes para las personas discapacitadas, no sólo debemos saber de su existencia, nosotros los “discapacitados”, debemos velar por el cumplimiento de estas y defenderlas hasta el final, a como de lugar. Lamentablemente hay que comenzar a cambiar al mundo por imposiciones; que gran valor tendría tenderle la mano a quien tenemos al lado con ganas, conciencia, honestidad, respeto y tolerancia creando así una armonía en la convivencia de los seres humanos, estoy seguro que viviríamos en un mundo mejor.


Capaces somos de hacer lo que con ganas y empeño nos proponemos, desde una gran meta hasta la más mínima de todas. No existe distinción alguna entre unos y otros, creo fielmente en la igualdad. Es cierto que todos vivimos distintas situaciones, pero con las mismas oportunidades de evolución, esto da paso a que nazca la agradable oportunidad de poder realizar una buena acción, que les permita a otros tener un camino más fácil en la búsqueda de sus conquistas.

Saludos,

Dave

2 comentarios:

tonyway dijo...

que loco no siempre que me doy cuenta de estas cosas siempre doy a la misma conclusión solo las personas ven lo q pasa cuando le suceden a ellos mismos.

y no solo en argentina en todo lados, por lo menos ahora en el metro de caracas se esta mas pendiente de esto pero sigue el desprecio a las personas discapacitadas

David Cedeño dijo...

Uno a uno, discapacitados o no... podemos crear conciencia! que bueno que te hayas acercado un poco a la realidad, que esto sirva para luchar en pro de los derechos de todos!
Gracias por tu comentario!